Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Senderismo ultraligero’ Category

No tenía intención de resucitar este blog, que cumplió su función hace unos años y que tuvo una enorme acogida con casi un cuarto de millón de visitas. Las agradezco de corazón. Pero ya no disponía de tiempo para actualizarlo y, además, mis actividades al aire libre se han ido reduciendo drásticamente durante los dos últimos años.

Pero al descubrir que dos montañeras han fallecido este fin de semana he decidido aportar siquiera una idea que pueda ayudar a otras personas en situaciones similares. No tengo ni la respuesta definitiva ni tampoco la experiencia directa necesaria para recomendar una solución a esa situación tan complicada. Sólo quiero aportar una idea sencilla, barata y que NUNCA he visto a nadie en España que la lleve o haya hecho un comentario sobre ella.

La nieve es maravillosa. Una ruta en invierno, sea de alpinismo o de montañismo, es siempre una experiencia irrepetible, única y que proporciona un enorme placer físico y espiritual. Quien no lo ha hecho no se puede hacer idea de lo que se puede llegar a sentir en un entorno invernal.

Pero la montaña es siempre un asunto serio. Muy serio. Y en invierno es extraordinariamente serio. Acostumbrados a la vida urbanita de centro comercial, de experiencias controladas y seguras, la naturaleza invernal puede ser muy radical.

No conozco la experiencia de los tres senderistas de Castellón, si eran avezados montañeros o simples aficionados. No tiene sentido ahora echarse las manos a la cabeza si carecían de la experiencia o los conocimientos necesarios para abordar una ruta de montaña invernal bajo una intensa ventisca. No lo sé. Nos puede suceder a todos en cualquier momento. Mi propuesta no es de reproches sino de artilugios.

Tengo una impresión que quizás sea un prejuicio. Pero creo que las personas tienden a gastar mucho dinero en algunas prendas de ropa invernal. No hay límite a lo que uno puede invertir en la chaqueta de membrana. Pero luego no es común que esa misma persona lleve cuatro o cinco elementos baratísimos e importantes en su mochila de marca.

¿Llevas una manta térmica? ¿Una linterna frontal? ¿Un par extra de calcetines y guantes? ¿Algo para hacer fuego y calentar agua? ¿Algún tipo de refugio de fortuna?

Estoy por apostar que no.

Siempre digo que el optimismo es el gran enemigo de la humanidad. No voy a entrar ahora en filosofías, pero cuando unos amigos deciden pasar unas horas en la montaña invernal deberían tener en cuenta que existe CIERTA PROBABILIDAD DISTINTA DE CERO de que las cosas se tuerzan.

La nieve borra los senderos, elimina las referencias, convierte en extraño el camino más conocido; deshidrata rápidamente el organismo, enfría el cuerpo a gran velocidad; si hay viento, se multiplica todo ese efecto y las cosas se pueden poner muy feas en pocos minutos. No hace falta estar a -20 ºC para morir de hipotermia. Hay estudios que dicen que la mayoría de las muertes por frío se producen entre 1-8 ºC positivos. Perderse en la nieve, que oscurezca, que la ventisca intensifique el enfriamiento (chill factor) y se acabó.

Mi propuesta va encaminada a contar con algo sencillo, muy barato y poco pesado y voluminoso que echemos en la mochila.

Se trata de un bothy-bag. Bolsa  o saco refugio.

http://evaq8.co.uk/images/D/image%20(100).jpg

Bothy es el término escocés para refugio (de madera o piedra en zonas muy solitarias). En Escocia el viento es tan implacable que puede hacer perder el control de los nervios al más templado. El siemple hecho de parar a comer o a realizar cualquier acto se convierte en un horror ante el viento congelador. Allí usan estas bolsas (individuales o grupales) para tomarse un respiro, descansar, comer y beber o… llegado el caso, como refugio de fortuna.

Yo tengo esta bothy-bag. Pero hay muchas de varios tamaños y capacidades. No son más que una bolsa impermeable y cortaviento. Muy ligera, compresible y que estará en el fondo de la mochila hasta que las cosas se pongan feas. Dos personas dentro de esta bolsa, juntas, a salvo del viento y la nieve pueden generar una enorme cantidad de calor. No será la mejor noche, será terrible. No garantiza la supervivencia. Pero sinceramente creo que puede significar la diferencia entre morir en dos horas o aguantar cuatro o cinco horas nocturnas y permitir que los equipos de rescate puedan localizar a los perdidos.

20, 30, 40 €. No cuestan más. Creo que es una buena idea.

Read Full Post »

Ha sido una grata sorpresa descubrir que hay una empresa española que está trabajando seriamente en confeccionar ropa y material de montaña minimalista y ultraligero. No hay que irse a Estados Unidos, Reino Unido o Francia para adquirir y personalizar el material ligero que muchos estamos buscando desde hace tiempo. As Tucas, una pequeña empresa aragonesa creada en 2013 compuesta por personas que aman la montaña y prueban todas sus creaciones en los Pirineos.

Su filosofía es perfecta: materiales de altísima calidad, probados en montaña por ellos mismos, en continuo desarrollo y mejora y totalmente personalizables si el cliente quiere adaptarlos a una actividad concreta.

El catálogo no es muy extenso pero sí muy interesante. Ropa y material minimalista y funcional realizado con aquellos materiales que todos conocemos como los mejores en su género: lana merina, Schoeller® Eschler e1, Polartec® Power Dry® y Power Stretch®, Momentum 45 y 50™, Cubic Tech CTF3, Shield™, Climashield® APEX, etc. Vamos, tejidos de gama alta que usan las mejores marcas.

Te invito a que explores su web y su cuenta de Twitter. Su fundador es Marco y también puedes seguirlo aquí

Yo me he prendado de estos pantalones minimalistas y calientes ideales para el campamento en tiempo frío, para dormir y aumentar el rango de temperaturas de tu saco o enfrentarte a una ventisca.

Pantalones Sestrals 170 g (talla M) aislante Climashield® APEX 67)

También me pareció realmente impresionante el precio y el aspecto del edredón de la misma colección:

Edredón Sestrals 450 g (Talla L – Climashield® APEX 100).

Una decisión poco conocida en España es sustituir el saco de dormir por un edredón. Parece un tanto radical pero mucha gente lo hace con buenos resultados, obteniendo pesos mucho más reducidos y volúmenes mínimos.

Como no podía ser de otra manera me puse en contacto con Marco preguntándole por las características de este producto tan interesante y me contestó enseguida, de manera muy cordial y con abundancia de información que me ha hecho decidirme: mi siguiente saco de dormir no será tal saco, sino este edredón. Hay tres opciones de relleno (100, 167 y 200) para cubrir un rango de temperaturas de verdad impresionante para ese volumen y peso.

Si vas a comprar capas base, polainas (¡de 58 g!), gorros o tienes alguna idea rondándote la cabeza y quieres verla hecha realidad, habla con ellos.

Mucha suerte en su andadura.

Read Full Post »

Siguiendo con mi intención de ir aligerando de manera importante los artilugios que llevo a la montaña, he adquirido el aislante Skin-Micro Lite de la empresa española Trangoworld en su versión corta de 120x50x3 y un peso increíble de 370 gramos. Empaquetado mide 25×10. Así que se acabó llevar el aislante por fuera de la mochila.

Skin Micro Lite Trangoworkd 120x50x3

Recomendada para alta montaña y senderismo en condiciones extremas. Gran confort. Volumen y peso mínimo. Su recubrimiento elástico especial aporta una máxima resistencia a la abrasión, microbios, agentes químicos externos y bajas temperaturas.

Descripción
  • Cubierta exterior de film de PU
  • “Lámina de esponja de baja densidad, silueta “”momia”” con canales transversales interiores”
  • Una válvula de hinchado estanca
  • Tape higiénico protector válvula
  • “Superficie antideslizante “Artistop”
  • Superficie elástica “Artistretch” antideslizante
  • Superficie elástica de PU antideslizante
  • Bolsa de almacenamiento y transporte
Prestaciones
  • Rápido hinchado y deshinchado
  • Peso y volumen mínimos
  • Confort y descanso en acampada
  • Excelente aislamiento térmico
  • Fácil transporte y almacenaje
Accesorios
  • Bolsa transporte
  • Manual instrucciones
  • Peso: 370g.

See more at: http://www.trangoworld.com/es/producto/coleccion-invierno-2013/colchonetas-montana/colchonetas/colchoneta/PC005263/627/2896#sthash.6BcMa9wu.dpuf

El estreno será a finales de este mes de enero en cuanto se estabilice el tiempo y un buen manto de nieve cubra otra vez la Cuerda Larga de Guadarrama. Veremos qué tal se comporta.

Ayer recibí el aislante y estas son las primeras imágenes.

473 gr y 27 cm con la funda

473 gr y 27 cm con la funda

456  gr y 25 cm sin la funda pero con las gomas

456 gr y 25 cm sin la funda pero con las gomas

En comparación con mi antiguo aislante de 1,059 gr y la funda AMK SOL Escape

En comparación con mi antiguo aislante de 1,059 gr y la funda AMK SOL Escape

Adivina cuál es el que se queda fuera en el siguiente viaje...

Adivina cuál es el que se queda fuera en el siguiente viaje…

Ahora sólo queda comprobar que con 120 cm tengo suficiente para no pasar frío.

Read Full Post »

Tal como prometí y antes de usarla en un entorno más silvestre, quería ver qué posibilidades tenía la funda de vivac AMK SOL Escape Bivvy, por si podía utilizarla no sólo como complemento al saco de dormir, sino también reemplazando al saco de dormir en algunas circunstancias favorables.

Este fin de semana cambiaba el tiempo en la Península. De los treinta y tantos grados del horrible (para mí) sábado anterior pasaríamos a un descenso de las temperaturas, un aumento del viento y altas probabilidades de lluvia.

El viernes por la noche dormí al raso bajo un viento medio con rachas fuertes, una temperatura mínima de unos 11ºC y una lluvia ligera intermitente durante todas las horas nocturnas. Esas tres características quería probar antes de estar en plena naturaleza con la funda y tener que comprobar -por las malas- que alguna de ellas fuera incompatible con el producto que iba a usar para descansar y protegerme.

AMK SOL Escpae Bivy como único saco de dormir

AMK SOL Escpae Bivvy como único saco de dormir

Sobre un terreno de césped extendí el aislante (autoinflable) y sobre éste la funda. Es de un tejido muy liviano y suave. La cremallera no es completa, pero es suficiente como para entrar en la funda con cierta facilidad. Para mi tamaño es adecuada, pero mi altura y peso son medios. Alguien corpulento puede encontrarla un poco justa. El modo de cerrar la capucha y dejar sólo un pequeño respiradero me ha parecido sencillo y se puede realizar con una sola mano. Dormí con calcetines y ropa interior térmica. Al principio de la noche pasé calor y me quité las mallas. Antes del amanecer la temperatura descendió y tuve que volver a ponérmelas. En ese momento también me puse un buff en la cabeza y guantes finos. Es decir, en condiciones “veraniegas” se puede dormir con poca o ninguna ropa térmica. Por debajo de 13º-14ºC, conviene cubrirse la cabeza y utilizar ropa interior completa. Un forro polar fino no me habría venido mal. El tejido detuvo el viento de una manera magnífica; en ningún momento penetró al interior de la funda. En ese aspecto es sobresaliente. Pero lo mejor de todo es que la transpirabilidad del tejido es increíble. No condensó NADA. Completamente seco por dentro a pesar de que durante las primeras horas mi cuerpo generaba más calor del que necesitaba para poder pasar la noche. Ni una gota de sudor ni una simple película de condensación. Simplemente PERFECTO en ese aspecto. La lluvia caída no fue torrencial pero sí persistente durante horas. Todo el tejido interno (y por lo tanto, yo) se mantuvo a salvo de la lluvia y no caló en absoluto. Pero hay un pequeño inconveniente: la cremallera no está sellada y termina humedeciéndose bajo la lluvia. No es suficiente como para comprometer la pernocta pero se habría agradecido alguna solución sencilla que impidiera entrar por completo el agua de la lluvia. Intentaré pergeñar algún sistema que pueda utilizar en caso de lluvia fuerte.

La noche del sábado combiné la funda con un saco de dormir. El resultado fue demasiado cálido para la noche que hizo (fresca y con poca lluvia). Con esta mezcla y ropa térmica completa se puede pasar una noche en invierno sin tienda de campaña. Pero esa prueba se hará más adelante…

AMK SOL Escape Bivvy sobre un saco de dormir

AMK SOL Escape Bivvy sobre un saco de dormir

Puntos fuertes:

  1. Peso y volumen reducidísimos.
  2. Facilidad de uso y plegado posterior.
  3. Capacidad cortavientos sobresaliente.
  4. Altísima transpirabilidad.
  5. Capacidad térmica buena sin apoyo de saco de dormir.
  6. Alta resistencia al agua.
  7. El color naranja es el internacional para emergencias, de alta visibilidad.

Puntos débiles:

  1. Un poco estrecha, especialmente si se usa con saco interior.
  2. Cremallera normal, no de gama alta.
  3. La cremallera no está termosellada y permite la humedad por capilaridad.
  4. El tejido es tan fino que parece frágil al rasgado (sólo una percepción).
  5. Desgraciadamente en nuestro país, la alta visibilidad de su color llamativo no favorece pasar desapercibidos.

Conclusión:

Un producto excelente que cumple lo que promete. Su tejido aúna ligereza, capacidad cortavientos, resistencia al agua y alta transpirabilidad. En verano o incluso en dos estaciones, puede usarse como saco de dormir si mediante capas de ropa adecuamos las exigencias de cada noche en particular. En tres o cuatro estaciones, es un magnífico complemento a un saco de dormir, que puede ser más ligero de lo que usaríamos sin prescindiéramos de la funda. En condiciones no extremas es una buena opción para pasar la noche al raso sabiendo que nos protegerá del frío, el viento, la lluvia o la nieve. 

Dónde comprarla:

En la tienda murciana FerreHogar la tienen disponible aquí.

Read Full Post »

Un día antes de lo previsto la funda está en mi poder.

Lo primero que llama la atención es lo diminuto del paquete. Cuando abro la caja veo que casi todo es papel de protección. La funda es aún más pequeña. La peso y veo que da diez gramos menos de lo que anunciaban en algunas páginas.

Peso: 239 gr con la funda de protección y transporte.

Medidas: 16×10 cm.

Imagen

Imagen

Imagen

Bien, peso y volumen impresionantes. Ahora toca probar si de verdad es lo que presume de ser: cálida, cortavientos, resistente al agua… y transpirable.

La respuesta en breve…

Read Full Post »

Siguiendo con el asunto éste que tanto me viene preocupando de aligerar y simplificar al máximo todo lo que pueda llevar a la naturaleza, he adquirido tras muchos meses de rumiar en silencio, esta funda de vivac de la marca americana AMK (Adventure Medical Kits). El modelo es la SOL Escape Bivvy, la tope de gama de su catálogo y la que me interesaba por varios motivos.

AMK SOL Escape Vivvy

Pero vamos por partes.

Quiero pensar que todos llevamos siempre en la mochila una manta térmica de aluminio. No pesa nada, no abulta nada y nos puede sacar a nosotros o a terceras personas de una hipotermia si se ha producido un accidente, ha sobrevenido una enfermedad, o alguien ha de esperar a ser evacuado. Son extraordinariamente baratas y de un solo uso. Los corredores por montaña saben que las organizaciones de las carreras son siempre muy picajosas con este artículo y suelen ser de obligatorio porteo en casi todas ellas.

Mejor no tener que utilizarlas pero es imprescindible salir siempre con una.

Ese cometido que tiene el tejido de “papel albal” de reflejar un gran porcentaje del calor corporal no es algo que sólo se pueda aprovechar en situaciones de emergencia. Sin llegar a dramatismos, el hecho de conservar el propio calor es uno de los requerimientos que exigimos a un saco de dormir. En general los sacos conservan el calor emitido por nuestro metabolismo (no es verdad que aporten calor, en eso son neutros) ya sea en la trama de suave plumón o entre las fibras huecas sintéticas.

Si hacemos vivac el saco generalmente no es suficiente, especialmente en tiempo frío, ventoso y húmedo. El tejido exterior de los sacos es transpirable para evacuar en lo posible la humedad del cuerpo y que no se quede fijada a las plumas o fibras. Un saco sintético mojado aún calienta (pero es horroroso). Un saco de plumas mojado pierde su función por completo; además luego hay que secarlo y en la naturaleza a veces eso no es posible.

Si se hace vivac es buena idea proteger el delicado saco de la suciedad, viento, nieve o lluvia con una funda. Aquí, como en casi todo, las opciones son dispares y van desde lo más sencillo a lo más sofisticado; de lo más económico a lo más caro.

Yo tengo desde hace años una funda de vivac de la marca Ferrino. La compré porque es extraordinariamente ligera y compresible. De hecho la he llevado en ocasiones dentro de la funda de la tienda o del saco, sin aportar más volumen. Es el modelo más simple:

Funda de vivac Ferrino Rider

Es más una manta de supervivencia reutilizable que una funda de vivac. Pero la he usado y me ha servido con viento fuerte. Su peso y volumen, y que te pueda sacar de un apuro una noche, siempre me han parecido características suficientes como para llevarla. Es cierto que, como todas las cosas impermeables, no transpira y por la mañana hay humedad en el fondo del saco. Si se usa con uno sintético, la cosa es llevadera.

Pero quería una cosa algo más versátil y que, en la medida de lo posible y con todas las salvedades, arqueamientos de cejas y muecas de escepticismo, reuniera a la vez estas características:

  • Aportar calor y complementar al saco de dormir.
  • Proteger del viento, lluvia y nieve.
  • Permitir (cierta, soy realista) transpirabilidad.
  • Peso muy bajo.
  • Volumen aún más bajo.
  • ¡Sustituir en tiempo favorable al saco de dormir!

No pido nada…

Hay fundas de Gore-tex. Eso está claro. Son carísimas, pesan como una tienda individual (mínimo 1 kg) y la gente que se las ha comprado y ha hecho revisiones (honestas) de su resultado viene a decir lo que todos nos imaginamos: que aguantan muy bien el viento y la lluvia pero que condensan. Poco o mucho dependerá de factores ambientales y personales (temperatura, humedad del aire, lugar de pernocta, nuestra propia humedad almacenada en la ropa, etc.). Pero gastarse entre 150-200€ para tener algo que al final no es mucho mejor que lo que ya tengo, me parece algo que no me merece la pena. Por ese precio me compraría una buena tienda ultraligera individual.

Las hay más normalitas, sin Gore pero con algún tipo de membrana, como la Altus Top, que he estado mirando. A punto he estado de comprarla y olvidarme de la SOL Escape, pues es más fácil encontrarla en Madrid. Pero encontré esta revisión hecha por una escaladora que la compró, y algunas dudas más me hicieron replantearme si era necesario gastarme 65€ en algo que me iba a condensar sólo un poco menos que la funda que ya tenía.

Volví a mi idea inicial de adquirir la funda de AMK. No la había comprado porque no la encontraba en ninguna tienda española ni europea. El precio es USA era de 50$, pero con ofertas por 40$ que la hacían muy apetitosa. Pero si le sumas los gastos de envío y el IVA en la frontera, la cosa se ponía también por encima de los 65€. Contacté con FerreHogar para contarle lo que quería y Jorge se puso a buscarlo enseguida. Me localizó una funda y me dio un precio magnífico. Pero cuando su dealer americano la trajo, era la versión normal no transpirable. Así que hay estaba yo sin funda y esperando mi oportunidad. Y ésta ha llegado porque Amazon ha abierto una web española dedicada al deporte y ahí sí que la tienen. Ayer la compré y espero que a mediados de la semana que viene esté ya en mi poder.

Sus características son:

  • Refleja el calor corporal.
  • Cortavientos.
  • Resistente al agua (al menos es realista: si es impermeable no es transpirable).
  • Transpirable.
  • Utraligera (249 gr).
  • Volumen muy reducido.

He visto varias pruebas en Internet y la cosa parece que funciona. Hay gente que la usa con tiempo frío para aumentar la capacidad térmica del saco y en tiempo cálido como saco de dormir. Parece que es útil hasta +10ºC con ropa térmica normal. Y si te pones una chaqueta cálida, gorro y guantes, podría valer hasta temperaturas próximas a cero. ¡Sin saco de dormir!

Bien, todo esto tengo que probarlo. Primero lo haré en un entorno más o menos controlado para certificar que es posible usarla sólo como única protección nocturna. Y si funciona bien, creo que daré el paso y la usaré en una ruta que tengo desde hace tiempo programada de 200 km por el río Jarama. Ir sin tienda y sin saco de dormir me permitiría llevar una mochila también ultra ligera, avanzar muy rápido, cansarme menos y reducir mi impacto ambiental a lo mínimo imprescindible.

Os dejo algunos enlaces por si alguno quiere más información:

Aquí una prueba en tiempo frío.

Aquí una revisión alabando su transpirabilidad.

Read Full Post »

Tengo esto un poco abandonado. Será buena señal porque quiere decir que estoy saliendo a correr en vez de hablar de correr. Llevo dos meses seguidos pasando de 300k y quiero seguir así todo el tiempo que pueda. Es lo que me va: tiradas largas, y cuanto más mejor.

Si puedo ajustar las fechas, intentaré el 12 de octubre correr 100 millas seguidas en la prueba que el club Ñ Ultrafondo está preparando. Para entrenar y ver cómo está el engranaje de mi cascado cuerpecillo, el mes anterior uniré por segunda vez Madrid y Segovia en otra carrera de más de 100k.

Yo lo que peor llevo de estas pruebas es que hay que llevar muchas cosas. Correr debería ser más libre y ligero, pero hay que portear agua, comida, ropa, gadgets de todo tipo… Un rollo. No estoy para comprarme material de alta gama por dos motivos fundamentales: vale demasiado dinero y yo no soy de alta gama tampoco. Así que siempre me apaño con cosas más normalitas. Cutres, dirían muchos.

Hasta ahora he llevado el agua en la clásica bolsa tipo Camelbak. El sistema es muy cómodo para ir en bici o para salidas de unas pocas horas por montaña. Y es mi método favorito para senderismo y montañismo. Lo malo es cuando hay que rellenarla. Con una capacidad de 2 litros, se queda muy corta para pruebas de 12-24 horas, en las que la cantidad de líquido que uno puede trasegar es portentosa. Si tratas de llenarla sin sacarla de la mochila lo más normal es que el agua empape todo el interior, la ropa de repuesto, el frontal, la comida… Si decides sacarla para evitar eso, es un coñazo recolocar todo el sistema, el tubito, los enganches en el bolsillo para que no baile… Se pierde mucho tiempo. Mucha gente utiliza dos bidones en vez de la Camelbak. Algo menos de capacidad pero más facilidad para rellenar y llevar distintos tipos de líquidos a la vez (uno con agua y el otro con bebida isotónica, por ejemplo).

Así que me he comprado la solución barata de Quechua y la he probado esta mañana saliendo a correr bajo un horrible calor insoportable. He tardado en dar con la colocación correcta porque al principio los he puesto demasiado altos y me llegaban a la mandíbula. Luego he ido bajando y he llegado a un compromiso entre incomodidad, movimiento ondulatorio y agobio por llevar tantos trastos un día en el que sobraba hasta la piel.

Imagen

Mochila Trail de Quechua de 10 litros con dos porta bidones delanteros

El sistema es sencillo, con dos velcros para ajustar a la cincha de la mochila. Si se hace bien, no se mueven de su lugar (eso sí, el movimiento del líquido en el interior tan cerca de los oídos es un puto coñazo; mejor llevarlo en la espalda y cubierto con ropa y material). El sistema que tiene para fijar el bidón en el porta es muy simple pero funciona muy bien, y se puede liberar con una mano sin problemas.

Imagen

Sistema de fijación del bidón al porta con un elástico muy sencillo y estable

La capacidad es de 600 cl por bidón. He comprado también uno de RaidLight de 800 para llevar agua y aumentar un poco la capacidad porteada. No sé si ajustará bien el sistema en un bidón más grande. Veremos.

Llevaré también mi botella plegable si el día es especialmente caluroso y alguna de las etapas entre avituallamientos (entre Mataelpino y la Barranca el año pasado fue un suplicio de calor que me dejó tocadísimo y medio zombi) requiere un litro más de agua fresca.

El portabidón cuesta 8.95€ y pensaba que no incluía el bidón. Se lo pregunté al chico de trail y me confirmó que sí. Como tenía un cheque de 6€ de regalo, los dos portabidones completos por 12€. El circo del running y el trail running es espantosamente caro. Menos mal que algunos aún conservamos algo de sentido común…

Read Full Post »

Older Posts »

Director de fotografía

Un blog para la gente que rueda!

MI PERDIDA DE KILOS

Aventuras y desventuras de un corredor Pakete

ULTRAOXIGENO.com

Equipo de carreras por montaña. "Longius, tardius"

Corre con el Cuento

Cosas del Correr y de Cuentos

Javier García-Moreno E. - México y más.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

Mis fotografías

Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje. Henri Cartier Bresson

ATELIER c157

- ART & PHOTOGRAPHY -

"PARALELO 66"

Blog de montaña.

MOXIGENO.COM

Carreras populares, montañismo, senderismo, esquí y todo tipo de deportes de aire libre

CARRERAS DE MONTAÑA, POR MAYAYO

Carreras de montaña por Mayayo: Trail running ultra trails, material y más.

Trail Batalla de Alarcos

Alfonso VIII vs. Abu Yaqub Yusuf al-Mansur

TEMPUS FUGIT

Me complace releer una y otra vez mi maravillosa historia, aunque luego prefiera borrar sus huellas.

Gvillena Weblog

Quien tiene la voluntad, tiene la fuerza.

El Blog de Alakan

Historias, fotos, Track de mis rutas en mtb y senderismo.

el blog de Spanjaard

Llámalo Run con Limón

Caja de Sueños

de Emevecita

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

A %d blogueros les gusta esto: